5 Ideas para Vencer la Desmotivación

Seguramente has tenido mañanas en que no quieres levantarme de la cama para trabajar, te sientes triste o desganado, haces las cosas de cualquier manera o buscas excusas para evitar tus obligaciones.

Te comprendo porque a todos nos ha pasado. No hay algo malo en ti. Sólo pasa que algunos días te cuesta más trabajo rendir que otros. Lo que debes hacer en ese caso, es detectar qué tiene así, y corregirlo.

Por eso, en el presente artículo comparto contigo algunas de las causas más comunes de la desmotivación, y las formas como puedes combatirlas.

Temores, dudas, miedos. Esto sucede por lo general cuando debes enfrentar una tarea que desconoces, aunque hayas decidido emprenderla. Hay una voz en ti que se niega a avanzar, que te hace lento, te pone a dudar, a ser cuidadoso.

No sientas vergüenza de tener miedo. Es una respuesta natural de tu mente para ponerse alerta ante los peligros que pueden estarte rodeando.

La única forma de desechar el miedo y recuperar tu motivación, es admitir y enfrentar ese sentimiento. Si lo niegas, tu cabeza se bloqueará más, pues estará pensando en cómo vencer ese temor, no el problema que lo causa.

Aceptar los miedos es comenzar a enfrentarlos. Míralos como recursos con los que tu mente te dice cómo y cuándo tener cuidado, y luego, pregúntate si tienen una base real, justificada. Cuando hagas esto, muchos de ellos simplemente desaparecerán. Si no lo hacen, revisa los pensamientos que los están generando, y pregúntate si tienen razón de ser.

En resumen, deja de preocuparte, y comienza a ocuparte.

Falta de armonía entre tus metas personales y tus metas sociales. Por lo general, en la sociedad se nos educa para seguir el ejemplo de otros, ser feliz de la manera como otros te dictan y seguir las normas sociales al pie de la letra para no ser rechazados, pero no se nos enseña a descubrir qué nos hace felices como seres individuales…

Y allá vas, corriendo como el conejo tras la zanahoria, tras una meta que no es la tuya para quedar bien con el resto, olvidando lo que te preocupa, interesa y apasiona a ti.

Tú mismo ve la diferencia cuando haces algo que te gusta, como bailar, hacer ejercicio, cocinar… Lo haces más rápido y mejor porque te interesa, te hace sentir bien.

Si continuamente te sientes desmotivado o sin ganas en los estudios, en tu negocio o tu actividad, sería buena idea para ti tomarte un tiempo, revisar tus metas y darte cuenta cómo reacciona tu cuerpo, tu mente cuando piensas en lo que haces actualmente, y en como te haría sentir hacer eso que tanto deseas.

Cuando de forma muy frecuente te cuesta trabajo levantarte por las mañanas, buscas pretextos para llegar tarde o de plano ya ni llegas, y miras constantemente el reloj contando los minutos para salir, debes cuestionarte con seriedad si estás haciendo lo que quieres en la vida, y te atrevas a cambiar de opinión. Nunca es tarde.

No saber lo que quieres. Como puedes observar, este punto viene de la mano con el anterior.

Es fácil estar motivado cuando tienes bien claro, estás bien consciente de qué quieres para tu futuro, pues tienes una meta a la cual llegar. Cuando no lo sabes, el porvenir es muy vago, muy indefinido. No sabes para qué vives, te aferras a lo conocido por temor a lo desconocido sin alguna otra razón que sobrevivir, y sientes, como resultado natural, la desmotivación.

Importar de ChinaNo se trata tan sólo de saber qué quieres para ser feliz y que camines hacia ello trabajando duro, sino estar seguro de para que lo quieres o necesitas, y emprender un nuevo camino. De esa forma, crecerá en ti la motivación.

Guerra de valores. Se trata de esa insatisfacción que sientes cuando en algún lugar o con alguna actividad, te das cuenta de que estás pasando por alto tus principios, tus valores para llenar los de otros, o cumplir sus exigencias.

Este conflicto hace que te sientas poco mentalizado, poco concentrado mientras haces algo y al mismo tiempo tratas de establecer qué es lo verdaderamente significativo en tu vida. El resultado natural es el desánimo.

Para recuperar tus motivaciones, debes enfocarte no sólo en lo que quieres, cómo y para qué lo quieres, sino saber si eso no marca un abismo entre tu persona y las cosas que más importan para ti.

Resumiendo, puedo decirte que entre más congruencia haya entre tus palabras, ideas, valores y actos, más motivado estarás.

Escasa autonomía. De esta manera me estoy refiriendo al poder de decisión, la creatividad que habita en ti, la iniciativa de hacer las cosas por tu cuenta, de la mejor manera posible.

La desmotivación surge en este caso de sentirte limitado para tomar las decisiones que te corresponden respecto de lo que es importante para ti, en cualquier aspecto de tu vida.

En este caso, se trata no sólo de que sepas lo que quieres, sino cómo vas a obtenerlo, el tiempo que te tomarás, las actividades que harás.

La motivación significa no sólo de correr tras aquello que anhelas, sino de disfrutar el camino hacia ese sueño.

Espero que hayas disfrutado con mi artículo. Por favor, si tienes alguna duda o comentario, no dejes de escribirme. Yo personalmente me tomaré el tiempo necesario para responderte.

 

Comprometido con tu éxito

Luis Xavier Torres – Creador del Vídeo-Curso Importar De China Hoy Mismo





Aprende a Importar de China y
Como Comercializar Masivamente por Internet.
 


Tags:

Facebook Comments:

Leave A Reply (No comments So Far)


6 − = cinco

No comments yet

Síguenos En Facebook

Sígueme En Las Redes Sociales

Entrenamiento Uno-A-Uno

Síguenos en Twitter